Tips para realizar postres perfectos

Tips para realizar postres perfectos

Nadie se resiste a un buen postre, y es gracias al sabor, suavidad y dulce tentación que esconden en cada pedazo. Sin embargo, prepararlo tiene sus secretos, no pases por alto estos consejos y deleita a todos con las mejores y más dulces preparaciones. Utiliza ingredientes a temperatura ambiente Muchos productos horneados empiezan por la formación de crema de mantequilla y el azúcar, sin embargo, muchas personas no ablandan la mantequilla antes de mezclarla con otros ingredientes. Lo que hace que al final, la textura de los postres no sea la más adecuada. Otro error es mezclar ingredientes fríos con ingredientes calientes, por ejemplo, al preparar chocolate caliente agregándole un poco de crema batida, fría. La diferencia, desagradable, se nota. Es por eso que muchas recetas requieren que los ingredientes tengan la misma temperatura, para poder fusionarse perfectamente en la preparación. Nadie se resiste a un buen postre, y es gracias al sabor, suavidad y dulce tentación que esconden en cada pedazo. Sin embargo, prepararlo tiene sus secretos, no pases por alto estos consejos y deleita a todos con las mejores y más dulces preparaciones. Utiliza ingredientes a temperatura ambiente Muchos productos horneados empiezan por la formación de crema de mantequilla y el azúcar, sin embargo, muchas personas no ablandan la mantequilla antes de mezclarla con otros ingredientes. Lo que hace que al final, la textura de los postres no sea la más adecuada. Otro error es mezclar ingredientes fríos con ingredientes calientes, por ejemplo, al preparar chocolate caliente agregándole un poco de crema batida, fria. La diferencia, desagradable, se nota. Es por eso que muchas recetas requieren que los ingredientes tengan la misma temperatura, para poder fusionarse perfectamente en la preparación. Engrasa los moldes con manteca, no con mantequilla Usualmente, leemos en los libros de cocina que los moldes se engrasan con mantequilla y harina. Pero eso nos da como resultado dos problemas: uno es que le queda una capa harinosa al pastel encima y el otro es que no se despega tan fácil del molde. Si cambias la mantequilla por manteca, nunca más tendrás estos problemas. Rompe los huevos en un recipiente aparte Con esto se evita que las cáscaras caigan en la mezcla y después te sea imposible encontrarlas. De esta manera, puedes encontrarlas y apartarlas antes de que caigan en el recipiente de la batidora Mezclar primero seco con seco y húmedo con húmedo Aprende a mezclar por partes. Primero la harina con todo lo seco, o sea polvo de hornear y bicarbonato de sodio. Esto para que queden perfectamente uniformes en la mezcla. Por otro lado va todo lo húmedo como la mantequilla, la leche, y el la azúcar. Quizás la diferencia no sea tan grande en el sabor, pero probablemente lo será en la textura.